El voto en el extranjero y su impacto en México


Publicado el 2 de marzo de 2018

Óscar Iván Rodríguez Hernández
Alumno de la maestría en Derecho,
Universidad Autónoma de San Luis Potosí,
oscar840312@gmail.com

En un mundo globalizado, las ideas se van privatizando, se van moldeando a los intereses de esa “mayoría” que supone estar en lo correcto. Desafortunadamente las “malas decisiones” están a punto de colocar al total de la población de mexicana a merced de la voluntad de agentes externos haciendo valer Tratados Internacionales y caprichos de algunos otros.

Se ha especulado mucho al respecto del voto en el extranjero, un tema no de ahora pero si relevante. En un lugar llamado Santo Domingo, localizado en el Estado de San Luis Potosí, surgió la idea de una intervención de la “legión extranjera” es decir, se permitió la participación de un candidato que nació en el municipio pero no vivía y no cumplía con el requisito de tener al menos 6 meses viviendo en Santo Domingo, se comienzan las campañas, dicho contendiente era un acaudalado restaurantero en los Estados Unidos, a quien no le resulto difícil obtener el triunfo tras obligar a sus empleados radicados fuera de México a decirles a sus familiares (padres-esposa-hijos) que si no se lograba ganar perderían el trabajo y que además serían enviados de regreso a su casa. Y así es como comienza un largo tiempo de gobierno de gentes que viven en Estados Unidos y solo vienen a votar o coaccionan a distancia para mantener el poder a toda costa.

Y qué referencia tiene esto con lo que es un hecho que ocurrirá en las elecciones del 2 de julio del próximo año. A gran escala quien vive fuera de México podrá decidir por lo que aquí viven, el derecho a elegir a los gobernantes es un derecho consagrado en la constitución, cabe mencionar que las nuevas políticas colocan a la ciudadanía en una situación que pocos comprenden y por lo tanto están inmersos en el desconocimiento de las mismas, ¡No al voto en el extranjero! Pues quien no vive en México carece del derecho a elegir quien los gobierna, se dice.

Desde inicios del años 2000, se había puesto en la mesa de debate la participación de los connacionales, sin embargo al día de hoy el país se enfrenta a lo que pudiera ser una imposición del actual gobierno con la intensión de lograr la simpatía de los que viven fuera de las fronteras, no se va demeritar el trabajo que se ha realizado en los consulados de México en el extranjero solo se pretende demostrar que un “derecho” al cuál se sugiere ejercer, viene a amedrentar la soberanía nacional, es cierto que sin conceder se tenga, pero no viven en el país, entonces ¿Por qué? Darles la oportunidad de hacerlo, si al final de día en su mayoría viven en una situación ilegal en otro país, y quienes viven aquí y han cometido algún delito y se encuentran recluidos en un centro de readaptación social ya sea estatal, municipal o federal están limitados a emitir un sufragio, se parte del entendido de que los ciudadanos mexicanos se mudaron en busca de un progreso, de blindarse de la inseguridad que prevalece o que quizás son refugiados políticos, cualquiera que sea la razón no viven en México, es Ilógico a aceptar que si al día de hoy con fuentes del INEGI, en México hay casí 120 millones de electores en lo concerniente a la elección del Presidente de la República en México, y existe por otro lado 12.2 millones de connacionales radicados en el extranjero, se esta hablando de un porcentaje del 10 por ciento, que es una cifra muy alta la cual puede ser determinante a momento de hacer un conteo de votos, dirán los defensores de este proyecto que cuentan con un derecho fundamental enunciado en el artículo 35 de la constitución fracción primera, a la que desde ahora rechazo con tal severidad invocando la jurisdicción de la misma constitución que su letra dice en su Artículo 1.- En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozaran de los derechos humanos reconocidos en esta constitución y en los tratados internacionales de que el Estado Mexicano sea parte, así como las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta constitución establece.

Siguiendo el mismo curso se nuestra carta magna, establece en el título III De las partes de la federación y del territorio, el cual en su artículo 42.- fracción I.- El de las partes del territorio nacional; II.- El de las Islas, incluyendo los arrecifes y cayos en los mares adyacentes; III.- El de las Islas de Guadalupe y las de Revillagigedo; IV: La Plataforma continental y los zócalos submarinos islas cayos y arrecifes; V: Las aguas de los mares en la extensión y términos que fija el derecho internacional y las marítimas interiores; VI: El espacio situado sobre el territorio nacional con la extensión y modalidades que establezca el Propio derecho internacional.

Es en este último punto de donde se funda esta telaraña que solo viene a favorecer a los partidos políticos pues con el afán de lograr obtener la aceptación de la ciudadanía se basa en lagunas legales, que no son más océanos donde prolifera la falta de estado de derecho, como es conocido por todos, en la última elección presidencial se logró apenas con el 63.34 %, equivalente a 79 millones 454 mil 802 votos (electoral, 2012) donde el ganador obtuvo 19 millones 219 mil 139 votos (electoral, 2012), teneindo como base la infomación que antecede estoy en la condición que es inviable que se tome en consideración los votos emitidos en el extranjero toda vez que rebasa el numero de electores que da el trimunfo en una elección federal, y deja en un escenario de indefensión a los que radican en este país, se escuchan algunas voces que defienden esta iniciativa que sin lugar a dudas se vera reflejada en las proximas elecciones presidenciales, a los candidatos les importa mas el quedar bien con las personas que viven fuera de México, que con las que viven ese inseguro día a día, donde la pobreza, el hambre y la inseguridad son el pan de cada día, y aquellos que van en busca del voto en el país vecino, no es mas que el resultado de el rechazo que sienten los que aquí viven, a los del otro lado de la frontera les es indiferente quien gobierne México, quien ha logrado una residencia busca la ciudadanía y jura no volver a su tierra, los que no han logrado nada mas que contar una credencial expedida por el INE, en las oficinas de los consulados mexicanos, cuentan con una dirección de aquel país, como es enotces que no viven aca y quieren decidir por lo que si vivimos aquí.

Con frecuencia se erigen las grandes construcciones de los ciudadanos mexico-americanos, que solo vienen en las vacaciones, en las fiestas o en los funerales, pero ninguo se detiene a ver que pasa, que acontece. No puedes exigirle nada porque es American citizen, a los 65 años que ya no son útiles en aquel país, regrsan a México queriendo arrelgar el país cuando el 40 años fuera no hicieron nada al respecto.

Al día de hoy el gobierno federal con esos aires de grandes potencias se prostituye a la voluntad del extranjero, hace algunos años algún funcionario se atreevio a decir que México es el patio trasero de los Estados Unidos, todos los Méxicanos se indignaron y lo negaron hablan de una soberania que cada vez esta mas deteriorada y devaluada ante la comunidad internacional, con la aceptación del voto en el extranjero no se esta mas que poniendo en manos de ciudadamos mexicanos radicados en otro páis el futuro de nuestro Mexico.

Como entonces se le llama a esto sino aceptar que no se tiene la capacidad lo buscar el 25 % radicado en México que no salió a emitir su sufragio, Pero… eso es lo que cuenta, aunque no se vea, De que nos ha servido la independencia consumada en 1821, cuando a casi 200 años se pretende ser coodependientes ya no digas en el aspecto ecónomico que cuenta y cuneta mucho, sino que vamos atentanto contra la soberania que tanto son vanagloriamos de poseer.

En Resumen de lo presentado la constitución es la ley suprema, es decir nada por encima de ella, ahí no establece que el voto se pueda emitir fuera de México, si para poder contender deberas contar un un minimo de 6 meses radicando en el lugar de donde se pretende ostentar el mandato, entoces no es comprensible de donde sacaron esta alegoria del voto en el extrajero, no es nuestra culpa de que no vivan aquí. Y ellos (los que no viven en México no pueden ni deben votoar en el extranjero).

No se pretende ser radical ni intolerante, pero como se ha dicho en una de las maximas de don Benito Juarez García “ENTRE LAS NACIONES COMO ENTRE LOS INDIVIDUOS EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ”.

El articulo 329 de la Ley Genera del Instituciones Electorales permite la amisión del voto en el Extranjero.

De acuerdo a este ordenamiento legal se puede votar desde el extranjero cumpliendo con algunos requisitos, como lo son ser mayor de 18 años, vivir en el extranjero y contar con una credencial para votar y registrarse en la lista nominal.

Y aquí surge la discrepacia entre si el voto es libre y seceto, una vez que se ha registrado en una plataforma digital que puede llegar a ser vulnerable de cyber ataques y/o manipulaciones. Si en papel se ha dado el caso que se puede esperar siendo electronico.

Como alguien que no vive en este gran País puede tomar deciones sobre el futuro del aquel. Hay quien dice aquí viven sus familiares, pues entonces que deje que sus familiares decidan.


Formación electrónica: Luis Felipe Herrera M., BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia