Necropsias virtuales

Publicado el 23 de noviembre de 2018

José Amaury Chávez Medellín
Estudiante de la especialidad en derecho penal de la Facultad de Derecho de la
Universidad Autónoma de San Luis Potosí
email joseamaurychavez@gmail.com

Desde el ámbito jurídico, hablar de temas médico-legales implica abundar en el conocimiento que compete mayormente a los profesionales de la medicina; sin embargo, la relación que guardan estas materias, específicamente en la rama del derecho penal cobra importancia al saber su aplicación en la vida cotidiana, desde de determinar la presencia de lesiones producidas por diversos tipos de armas u objetos de distinta morfología, hasta identificar las causas de muerte de las personas, sobre todo en aquellos casos donde la muerte se produjo por hechos o formas violentas.

Corresponde a las autoridades y peritos determinar qué originó la muerte, a través de la autopsia, ésta se define como el procedimiento médico que utiliza la disección para obtener información anatómica sobre la causa, naturaleza, extensión y complicaciones que han provocado la muerte de un sujeto, por ende, tiene el objetivo de identificar las causas y el momento exacto de la muerte.

Es necesario comentar que existe la necesidad de establecer la diferencia entre autopsia y necropsia. La primera es el examen del cadáver antes de su inhumación, mientras que la necropsia implica la exhumación del cuerpo a examinar. Para otros, la diferencia radica en que la necropsia se realiza para confirmar las causas de la defunción, mientras que la autopsia se realiza para efectos de averiguar las causas cuando fallecen de forma súbita y sin enfermedad aparente.

No obstante, en cualquier caso el motivo por el cual se realiza una necropsia o autopsia es para efectos de confirmar lo dicho en los párrafos anteriores, conocer las causas exactas de la muerte de una persona.

Ahora bien, si en la mayoría de las ciencias en pleno siglo XXI existe un avance considerable en cuestión de tecnología que coadyuve a facilitar y mejorar los rubros de éstas, en el campo de la medicina legal se han tenido avances globales, tal es el caso de de las necropsias virtuales o virtopsias.

Actualmente las necropsias virtuales o virtopsias son la herramienta digital con la que la medicina forense, de países desarrollados, comienza a analizar los cadáveres.

Al hablar de las necropsias virtuales nos remontamos a la paleorradiología, ésta forma parte de la radiología y se dedica a la obtención de imágenes de objetos antiguos o restos arqueológicos y comenzó a utilizarse meses después del descubrimiento de los rayos X por Wilhelm Conrad Roentgen en noviembre de 1985. En 1986 Carl Koening y colaboradores emplearon la radiología para estudiar momias egipcias, tanto humanas como animales.

Uno de los términos acuñados para este procedimiento puede ser también el de “virtopsia”, que se puede definir como el conjunto de procedimientos de índole manipulativo o mensurativo, obtenidos a través de radiología, que se aplican sobre una imagen digital con la finalidad científica o forense. La tomografía computada, la resonancia magnética y el ultrasonido son técnicas también con aplicaciones forenses. Bajo esta lógica podemos deducir que la necropsia virtual o virtopsia es un procedimiento multidisciplinario por el uso de los procedimientos médicos mencionados.

Este procedimiento novedoso tiene como objetivos:

1. Identificación de lesiones.

2. Identificar el tipo de agente productor.

3. Determinar secuencias de agentes nocivos y de resultantes.

4. Establecer la causa de la muerte.

De la misma forma, las indicaciones de las necropsias virtuales se originan por medio de distintas causas, que pueden ser:

1. Oposicion familiar a la autopsia convencional.

2. Justificacion legal.

3. Complemento de la necropsia limitada.

4. Puede llevarse a cabo en cadáveres con avanzado estado de descomposición.

5. Cadaveres con alto riesgo de contagio al personal que los trata.

La necropsia virtual o virtopsia, desde un aspecto cultural, resulta ser una técnica innovadora que se encuentra aún en desarrollo, ya que en los momentos difíciles en que fallece alguna persona, los deudos constantemente manifiestan su oposición a que se realicen los procedimientos tradicionales, en mayor medida en países como el nuestro, donde factores sociológicos, religiosos y morales llegan a considerarse como una medida innecesaria, agresiva, mutilante e irrespetuosa; aunado a que los argumentos médicos y jurídicos no convencen en esos momentos a las familias.

La práctica de las virtopsias sirve para identificar, a través de un mapa interno del cadáver, los trastornos que lo llevaron a la muerte, una de sus principales ventajas, visto desde el aspecto cultural y que puede ser de bastante influencia, es que la integridad del cuerpo de la persona fallecida, se conserva completamente integro de pies a cabeza sin que sufra modificaciones y constituye un excelente método para la conservación del mismo.

Este método fue desarrollado por el doctor Richard Dirnhofer, a él se le puede considerar como uno de los precursores, aunque continúa en perfeccionamiento en la Universidad de Berna, Suiza. El proceso comienza con el escaneo total de la superficie del cuerpo en tres dimensiones, posteriormente se analiza a través de la tomografía axial computarizada y la resonancia magnética a través de las cuales se pueden analizar fracturas, sobre todo en el rostro y en la pelvis, de igual manera, biopsias de invasión mínima proporcionan mas información sobre el estado de los órganos y marcadores bioquímicos permiten determinar con gran exactitud el momento del deceso.

Cabe destacar que para efecto de llevar a cabo este tipo de autopsias se tiene que contar con la tecnología necesaria; sin embargo, llega a estar fuera del alcance del Estado, quien principalmente tiene a su cargo los servicios periciales, así como sus anfiteatros, aunque la radiológica convencional es de gran relevancia para las virtopsias debido a que a través de radiografías se puede llegar a determinar muertes dudosas como en los casos de maltrato infantil, donde se pueden detectar lesiones internas de maltrato que pueden ser repetitivas en el tiempo.

Las principales aplicaciones de las necropsias virtuales o virtopsias es el estudio de las lesiones y las causas de muerte, la identificación de hematomas ocultos, el estudio de impacto, trayectorias de lesiones, para esto una de las tecinas más utilizadas es la tomografía computarizada (TCM) ya que se pueden detectar fracturas, cuerpos extraños, así como detectar gas al interior del cuerpo.

También la resonancia magnética (RM) es útil para poder obtener datos como la evaluación rápida del patrón de flujo de algunos órganos, variantes anatómicas, alteraciones vasculares en condiciones fisiológicas o patológicas, así como para determinar la trayectoria de proyectiles, también es una técnica muy útil en la demostración de tejidos blandos.

Cabe destacar que no solamente estos estudios han sido llevados a cabo en Europa, también en Estados Unidos por las fuerzas armadas, y en Australia por el Instituto de Patología.

Por otro lado, las ventajas de practicar este procedimiento conlleva muchas ventajas, por ejemplo, podemos pensar en aquellos casos donde las autopsias de alto riesgo como las que se realizan a personas fallecidas por virus hemorrágicos, como el ébola, o en casos de atentados mediante la utilización de gases tóxicos, donde el abrir el cadáver pone en riesgo la vida e integridad de las personas que intervienen en ella.

Las técnicas de las necropsias virtuales pueden ser de dos tipos que son de procesos y de análisis: la primera de ella consiste en la magnificación, filtrado, detección de bordes, manipulación de paletas, sustracción de fondos e imágenes, reconstrucción, interacción de pixeles, entre otras; y la segunda, consiste en conocer datos numéricos del objeto al que pertenece la imagen y se puede incluir la morfometria, densitometría y reconstrucciones tridimensionales.

Es necesario conocer qué son estas últimas ciencias coadyuvantes de las virtopsias. La morfometría se puede definir como el análisis cuantitativo de la forma, abarca el tamaño y la forma. La densitometria es la técnica que se usa para medir la densidad de un negativo expuesto a la luz.

La ventaja de este método es que se puede estudiar el cuerpo humano o una región anatómica en tiempo real las veces que sean necesarias, sin la necesidad de seccionar el cuerpo pudiendo detectar detalles ocultos, conocer las propiedades de los tejidos, investigar las modalidades de la lesión en modelos tridimensionales sin ser alterados y, sólo en caso necesario de una necropsia convencional, la obtención de imágenes, con anterioridad, es de gran importancia.

Para finalizar podemos establecer que las necropsias virtuales o virtopsias para efecto de poder practicar este tipo de procedimientos conlleva varios factores como contar con la tecnología adecuada y el personal capacitado. Puede ser una alternativa en lugares o países donde impera la crisis de inseguridad, excesivas muertes violentas y desapariciones forzadas, podría ser una alternativa para el exceso de trabajo de las autoridades, así como para el estudio minucioso de este tipo de técnicas para su perfeccionamiento.

ASO, J. et al., “Virtopsia. Aplicaciones de un nuevo método de inspección corporal no invasiva en ciencias forenses”, Cuadernos de Medicina Forense, núm. 40, abril de 2015, disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1135-76062005000200001

Diccionario médico, Clínica Universidad de Navarra, 2018, disponible en: https://www.cun.es/diccionario-medico.

GRABHERR, S. et al., “Virtopsia. Radiología en medicina forense”, Revista Salud Areandina, núm. 1, 2007, disponible en: http://revia.areandina.edu.co/ojs/index.php/Nn/article/view/311/340.

HERNÁNDEZ VAQUERO, Daniel et al., “Utilidad de la reconstrucción tridimensional con tomografía computarizada en traumatología y ortopedia”, Revista Española de Cirugía Osteoarticular, vol. 27, núm. 159, 1992, disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5498051.

MOTTA RAMÍREZ, G., “La autopsia virtual (virtopsia): La radiología en la Medicina Forense”, Revista de Sanidad Militar, núm. 3, México, mayo-junio de 2013, disponible en: http://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=46190.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ilayali G. Labrada Gutiérrez

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia