Fenómenos cadavéricos destructores

Publicado el 23 de noviembre de 2018

Oscar Armando González Vega
Estudiante de la especialidad en derecho penal de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí
email osckar.10@live.com.mx

Los fenómenos cadavéricos destructores, los vemos reflejados cuando muere una persona, son el estado por el que pasa un cuerpo al momento de que la vida material expira.

En el derecho penal se considera importante ya que ayuda a determinar el tiempo que ha pasado desde que murió una persona, por ende, se considera necesario explicar estos fenómenos.

Es así que conviene conceptualizar los temas que rodean a los fenómenos cadavéricos, y el principal es la muerte.

La muerte

La muerte se puede conceptualizar de una manera simple: fin de la vida, pero, va un poco más allá que sólo un fin como tal, ya que diversas religiones y filósofos consideran que la muerte es el inicio de una verdadera vida, por ende, no se entrará en esos temas, ya que lo que se considera como objeto de estudio en esta investigación es el cuerpo humano.

Cuerpo humano

Según el profesor Carlos Gómez Adarme, “es el conjunto de los sistemas orgánicos cuyas funciones están dirigidas al cumplimiento de tareas vitales: mantenimiento y prolongación de la vida. Los sistemas actúan a través de aparatos que son un conjunto de órganos con acciones similares y/o complementarias. El cuerpo humano se comunica con el medio exterior a través de los órganos de los sentidos”. Es así que se entiende como la estructura física de un ser humano que se compone por órganos en funcionamiento y que al momento de la muerte dichos órganos dejan de funcionar. En este momento comienzan los fenómenos cadavéricos.

Cadáver

Para Julián Pérez Porto y Ana Gardey “Cadáver es el nombre que recibe un cuerpo que antes ha estado vivo pero que ahora está muerto. Se trata de los restos físicos que deja un ser vivo tras fallecer”. Es así que se entiende como cadáver al residuo que deja el ser vivo al momento de que se extingue su vida terrenal, por lógica, para que existan los fenómenos cadavéricos debe de existir previamente un cadáver.

Entendidos estos conceptos, se considera prudente introducirse por completo a los fenómenos cadavéricos.

Concepto de fenómenos cadavéricos

Por fenómenos cadavéricos se entiende el conjunto de cambios, alteraciones y/o modificaciones que sufre el cuerpo de un ser vivo al momento de fallecer.

Para Lara Hernanz Fernández, docente español, “un Fenómeno Cadavérico es cuando se produce el fallecimiento de una persona y su cuerpo empieza a pasar por diferentes alteraciones”.

Es así que, mientras un humano se encuentra con vida, su cuerpo es capaz de combatir los fenómenos que provocan la descomposición del cuerpo humano, por ende, cuando éste fallece pierde esa inmunidad y comienza a descomponerse por diversos factores, pero se considera que el más común es el ambiente, ya que dependiendo del clima los fenómenos cadavéricos aparecen de una manera más rápida o más lenta. Expuesto lo anterior, se considera que un fenómeno cadavérico es la descomposición del cuerpo humano.

Clasificacion de los fenómenos cadavéricos

Según el doctor Eduardo Vargas Alvarado, los Fenómenos Cadavéricos se clasifican de dos maneras:

a) Fenómenos cadavéricos tempranos y,

b) Fenómenos cadavéricos tardíos.

En estos últimos encontramos los fenómenos cadavéricos destructores que se considera es la evolución natural del cadáver que culmina con la destrucción del cuerpo humano.

Los fenómenos cadavéricos destructores a diferencia de los fenómenos cadavéricos tempranos aparecen en un lapso de tiempo mayor, mientras que los tempranos se ven reflejados de manera inmediata al momento de la extinción de la vida de un individuo.

Concatenado a lo anterior, los fenómenos cadavéricos destructores se clasifican de la siguiente manera:

a) Autolisis.

b) Putrefacción.

c) Periodo reductivo.

d) Antropofagia cadavérica.

Autolisis

Es el proceso de autodestrucción celular que conduce a la degradación de un tejido o de un órgano, son cambios internos que el cuerpo humano sufre después de la muerte. La palabra proviene del griego auto (uno mismo) y lisis (destruir, romper, disolver, aflojar). Cuando se comienza a observar flacidez en los órganos del de cujuses entonces que la autolisis se puede observar en un cadáver.

Putrefacción

Para María Melino y Julián Pérez Porto, “ Lo putrefacto, es lo podrido: aquella sustancia orgánica que se ha descompuesto, sufriendo cambios en sus cualidades y estado. La putrefacción implica una alteración de lo orgánico, que adquiere una forma más simple a través de procesos químicos y físicos. Las diferentes materias que forman el organismo se reducen y adquieren una composición más sencilla”.

La putrefacción de un cuerpo es uno de los factores fundamentales sobre los que se sustenta el trabajo de los profesionales forenses a la hora de poder descubrir cuándo murió o fue asesinado. En concreto se establecen cuatro fases dentro del proceso de putrefacción:

1. Cromática: que es cuando, como consecuencia de una putrefacción intestinal, aparece una mancha verde en el abdomen, tarda determinadas horas en aparecer;

2. Enfisematosa: cuando, entre otras cosas, se produce la llamada circulación póstuma, ésta tarda determinados días en aparecer;

3. Colicuativa: los tejidos se transforman en magma, tarda determinados meses en aparecer, y

4. Reductiva: cuando las partes blandas y óseas se transforman o desaparecen, tarda determinados años en aparecer.

Es así que se considera que la putrefacción humana es la descomposición de la materia orgánica por la acción de bacterias que ataca al cuerpo humano.

Periodo reductivo

También llamada reducción esquelética. En esta fase se presenta una total putrefacción del cuerpo humano, quedando sólo restos óseos.

Antropofagia cadavérica

Es la última fase de los fenómenos cadavéricos. Según Burton, J. F., “es la destrucción del cadáver debido a la acción de los animales. Las moscas depositan sus huevos alrededor en la nariz, boca, ano, etc. Más tarde se desarrollan larvas, que son muy voraces; le sigue la fase de pupa y finalmente se originan las moscas adultas”.

Entonces, se entiende a esta fase como la destrucción del cuerpo humano a consecuencia de los animales que lo devoran.

Los animales más comunes que se observan en esta fase son las ratas que comen partes blandas de cara y manos y dejan una superficie corroída. Los perros y lobos devoran los miembros inferiores, especialmente. Los peces prefieren el cartílago de la oreja, los párpados y los labios.

Es así que, los fenómenos cadavéricos destructores se consideran como la última acción que realiza y/o sufre el cuerpo humano a consecuencia del fallecimiento del individuo. Con ésto se busca establecer un mejor entendimiento de lo que sucede con nuestro cuerpo al momento de que se extingue la vida. Por ende, se considera que la importancia médico legal de la antropofagia cadavérica es que requiere un diagnóstico diferencial con traumatismos ante mortem.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ilayali G. Labrada Gutiérrez

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia