Cortes y Democracia1

Publicado el 17 de noviembre de 2021

Víctor Collí Ek
Investigador del Centro de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de Campeche
emailvimcolli@uacam.mx

Dos decisiones recientes de nuestra Suprema Corte han tenido una repercusión en la discusión social de manera indudable: por un lado, el uso recreativo de la Cannabis y, por el otro, la exclusión de la penalización del aborto en caso de violación. Estas decisiones ponen en la discusión democrática una vez más la pregunta sobre la legitimidad de las cortes como la nuestra, para decidir temas tan sensibles.

¿Por qué 11 personas en la Corte pueden tener legitimidad para echar abajo un tema que 628 en el Congreso mexicano-que además han sido electos popularmente- han discutido antes? Una forma válida de responder a esto es a través de observar la labor que pueden estar desarrollando los jueces y tribunales como nuestra corte, en el resguardo de los valores democráticos. La profesora de la Universidad de Nueva Gales de Sur en SydneyRosalind Dixon, nos ofrece una visión interesante.

En términos de esta profesora, se trata de entender que estamos frente a una revisión judicial receptiva a la democracia. Los jueces cumplen igualmente un papel importante en la protección de los derechos y la deliberación, pero ¿cómo lo hacen?

Las cortes al interpretar una constitución democrática deben orientar el proceso de construcción constitucional y solventar defectos que pueden resultar de la labor de los congresos.

1.Los congresos actúan con límites de tiempo, tienen muchas leyes que aprobar, una capacidad limitada para estudiar en detalle y una dificultad para valorar el efecto práctico de las leyes que generan.En el desarrollo de su labor, los congresos pueden no darse cuenta cómo podría la legislación afectar contextos concretos, igualmente puedenno darse cuenta cómo una ley podría hacer más para acomodar derechos de las minorías y fallar la inclusión de otras voces interesadas en el proceso democrático. En ese sentido, las cortes pueden estar en mejor posición para atender estos problemas al escuchar los casos concretos.

2. Los congresos tienen una disfunción o carga democrática de inercia. Tienen una imposibilidad de atender todas las necesidades presentes, los entendimientos presentes de las mayorías y elreconocimiento de las minorías.Igualmente necesitan priorizar determinados temas sobre otros, y al hacerlo fallan en poner en los lugares más altos de las listas derechos de minorías. Las cortes podrían estar mejor posicionadas con su poder de persuasión, de atraer la atención del público y de los medios de comunicación sobre un tema determinado y con ello modificar el estatus quo.

Lo anterior se traduce en una serie de compromisos que los tribunales deben adoptar para apoyar a la democracia.

En primer lugar, deben generar un enfoque matizado en su intervención, en la medida de las circunstancias presentes, deben modular su respuesta buscando un medio que adelante los derechos, sin enfrentarse directamente a los otros poderes estatales.

La forma en que resuelven como por ejemplo el juicio de proporcionalidad o el test de escrutinio como se aplica en los Estados Unidos de Norteamérica debe ser igualmente modulado, no siendo siempre deferente con el legislador, sino generando un diálogo que provoque discusión en la construcción y defensa de los derechos.

Otros elementos de apoyo de los tribunales a la construcción de lo democrático deben ser la forma en cómo redactan sus decisiones, ser sensibles a los vencedores y perdedores y trabajar bien la narrativa y el tono empleado en ellas. Con esto el impacto social de las sentencias se multiplica, no solo teniendo influencia en los directamente involucrados sino dando las herramientas para una discusión social más amplia que involucre a los diversos sectores sociales.

Sin duda, la forma de entender esta revisión judicial receptiva nos ofrece una vía que destraba la ya caduca y dicotómica manera de ver la defensa de los derechos entre parlamentos y tribunales. Los jueces tienen mucho que aportar a la defensa de los valores democráticos como nos enseña la profesora Dixon, lo cual nos compromete como ciudadanos a reflexionar y criticar constructivamente las decisiones tomadas por ellos.

NOTAS:

1 Se reproduce con autorización del autor, publicado en La Tribuna de Campeche, en julio de 2021.



Formación electrónica e incorporación a la plataforma OJS, revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero, BJV

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia