Por el poder popular

Publicado el 27 de febrero de 2012

Christian Crescencio S, licenciado en Derecho por la UNAM
opinionccc@hotmail.com

La historia está llena de guerras y provocaciones, de tiranos y de esclavos, de poderosos y de pobres, han existido civilizaciones dominantes (ahora países) y marcadas clases sociales, que lamentablemente aún existen. Quizá es por la naturaleza que el hombre es el lobo del hombre, por lo cual a lo largo de la historia ha sido muy complicado tener una sociedad con bienestar general. Actualmente nos encontramos en una época de constantes cambios, tanto políticos, económicos, sociales, incluso hasta cambios ambientales.

Actualmente hay explotación laboral, el pueblo es tratado a conveniencia del gobierno, en ocasiones utilizado, la población es engañada y defraudada (corrupción, gobernantes que se creen intocables y con prácticas de dictadores). Contamos con educación deficiente (hablo de la educación básica que proporciona el gobierno), extrema pobreza y marcadas clases sociales, pues nuestro país cuenta con gente extremadamente pobre, pero también cuenta con hombres multimillonarios y hasta con el hombre más rico del mundo, una verdadera incongruencia social.

Hace siglos existían esclavos y plebeyos, ahora hay pobres, obreros y campesinos. Los tiranos están en el poder, sirviéndose del pueblo, dejando las migajas para las mayorías, práctica que lamentablemente no ha muerto, ha sobrevivido, adaptándose a los nuevos sistemas de gobierno y nuevas tecnologías. Situación que debemos cambiar, pues el verdadero poder (poder popular) se encuentra en la población organizada. La alternativa más viable es el prepararnos para luchar por un país diferente, sin opresión, con libertad real, con seguridad social, verdaderas instituciones de gobierno, justicia y bienestar, debemos de ser capaces de tener una mejor vida, con oportunidades para todos.

LUCHAR POR EL PODER POPULAR. El poder lo tiene el pueblo, no un puñado de hombres que se creen dominantes y que controlan nuestro país, hay que implementar el poder popular, que es la mejor salida para cambiar el presente. El viejo sistema de explotación en sus diversas formas con que se vive en México debe ser abolido, la vanguardia está en la población, desarrollar nuestras capacidades ciudadanas de forma crítica, constructiva y organizada, para beneficio de la mayoría, no para beneficio de unos cuantos, sin modelos imperialistas, sin dictadores y sin clases dominantes.

Con la organización y participación de la gente se puede cambiar nuestra sociedad y forma de gobierno. Hablo desde la organización familiar, organización vecinal, en las manzanas de cada colonia, organización en cada pueblo o colonia. Ya que una sociedad organizada es el mejor medio para sobrevivir y vivir de la mejor manera posible. Actualmente, por ejemplo, en el Distrito Federal existen (desde hace más de un año) los Consejos y Comités Ciudadanos, una representación de las colonias y pueblos, sin duda un avance significativo. Pero aún falta mucho, como el crear medios para que las propuestas ciudadanas sean verdaderamente escuchadas, la contraloría ciudadana, revocación del mandato, el veto ciudadano, etcétera. Lo esencial está en la participación, dejando de ser simples espectadores.

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia