Analfabetas somos todos

Publicado el 18 de abril de 2013

Jorge Alberto González Galván
Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM
jagg@unam.mx

¿Qué significa ser analfabeta en un país multilingüe? Cuando las autoridades nos dicen que más o menos cinco millones de personas son “analfabetas” y que se aplicarán programas para su erradicación, como si fuera una enfermedad social, no nos dicen que esas personas lo son porque no les hemos enseñado a leer y escribir en español.

Si tanta es la preocupación nos debería importar que todos o la casi inmensa mayoría de 115 millones de mexicanos no sepamos leer y escribir ni siquiera en una de las 68 lenguas indígenas que cataloga el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) y que la Ley de Derechos Lingüísticos reconoce como lenguas nacionales.

El nacionalismo basado en una educación transmitida sólo en el idioma español dejó de existir constitucionalmente cuando decidimos que México es una Nación Pluricultural sustentada en la existencia de sus pueblos indígenas (artículo 2, reforma de 2001). En este sentido, la educación que reciban los indígenas deberá ser bilingüe e intercultural. Por ser la población minoritaria y más necesitada se debería atender a los quince millones de indígenas para que aprendan a leer y escribir en sus propios idiomas, apoyando la formación de gramáticas y profesorado bilingüe, sin que dejen de recibir el conocimiento también del español (y del inglés).

No hay que esperar hasta el centenario de la Constitución federal para que, como dijo el Secretario de Educación Pública, se publiquen en todos los idiomas indígenas la Constitución, si todavía no existen campañas de alfabetización en lenguas indígenas para que entiendan su contenido. Me parece más práctico y posible hacer este año pedirle al INALI que se graben en audio en todos los idiomas indígenas el contenido de las Constituciones, federal y locales (para empezar), y se suban en su sitio de internet (con acceso libre y gratuito), y se difundan spots en todas las radios y televisoras públicas (nacionales y locales) y en las radios comunitarias indígenas de la Comisión Nacional de Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Desarrollar la Decisión Política Fundamental, como dicen los teóricos de la Constitución, de construir en este siglo XXI el proyecto de Nación Pluricultural, significa no sólo la alfabetización en español y en lenguas indígenas que esperemos recoja la próxima ley reglamentaria del artículo tercero en materia  educativa, sino también incluye la especialización de nuevos tribunales en materia indígena con personal que hable, lea y escriba en español y lenguas indígenas, a nivel federal y local, y en las comunidades indígenas. El nuevo proyecto de nación pluricultural debe revalorar no sólo nuestra riqueza lingüística, sino también la diversidad de sistemas jurídicos indígenas, es decir, el Pluralismo Jurídico.

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia