Decálogo del estudiante de derecho

Publicado el 11 de septiembre de 2015

José Raymundo Jiménez Cuatepotzo
Egresado de la Maestría en Derecho Constitucional y Procesal
Constitucional del Centro de Investigaciones Jurídico-Políticas de la UATx
abogado.jrayj@gmail.com
Abogado José Raymundo Jiménez

1. Ama tu carrera

Debes estudiar derecho por convicción, no lo hagas porque te lo ordena tu padre, no te gustan las matemáticas o porque piensas que tendrás mucho dinero; si amas tu carrera el camino será más llano, tendrás ansias de aprender día a día algo nuevo de tu futura profesión, además si quieres llegar a ser una abogada o abogado exitoso debes ejercer tu profesión con pasión, ello por supuesto conllevará a mantenerla siempre digna.

2. Venera a tu alma máter

Siempre debes de estar orgulloso de la institución en la que estudias, esto te acarreará ser un mejor estudiante, que acude a las aulas con entusiasmo, que aprende, que obtiene buenas notas, pero sobre todo ser un buen alumno al que no sólo le importa tener éxito como universitario y futuro profesionista, sino que vela por darle prestigio a la universidad que es su alma máter. Si no estudias en la institución que deseas, agradece a la que te abrió las puertas y pon en alto su nombre; recuerda que a las universidades las hacen sus alumnos, si quieres que tu universidad tenga prestigio comienza por ti mismo.

3. Conserva tu ética

Es probable que en tu carrera universitaria puedas encontrarte con alguien que te pida una dádiva por aprobar alguna materia o si realizas prácticas profesionales te encuentres con diversas cuestiones como el famoso “impulso procesal” que ponen en entre dicho la ética; este mismo punto está concatenado con amar a tu carrera, ya que si la amas serás un abogado ético, que la dignificará; si eres un buen abogado encontrarás los medios legales idóneos para salir de estos entredichos.

4. Aprovecha a tus catedráticos

A lo largo de tu vida universitaria tendrás catedráticos con diversas formas de enseñar el derecho, incluso a algunos no los considerarás buenos, pero de todos se aprende algo; si son malos trata de aprovechar lo positivo, hasta de lo que parece malo se aprende, por lo menos lo que no se debe hacer, y si son buenos con más razón aún, benefíciate todo el conocimiento y vivencias que te transmiten.

5. Ten pensamiento crítico

Tus catedráticos son una guía, quienes te darán orientación, sin embargo, debes saber que en cuestiones de derecho no tienen la verdad absoluta, así que mediante lo aprendido crea tus propios criterios; el derecho no es una ciencia exacta, si ni los ministros en ocasiones se ponen de acuerdo, tú tampoco debes coincidir siempre, por tanto, es necesario intercambiar opiniones y crear nuevos puntos de vista, pero siempre con un buen sustento argumentativo.

6. Posee una mentalidad fuerte

En tu carrera universitaria encontrarás materias difíciles, que te desesperarán y sentirás que no les entiendes ni pies ni cabeza, incuso es posible que las repruebes tal vez más de una vez y tengas ganas de dejarlo todo, pero siempre mantén fija tu meta; tienes que estar consciente de que la carrera de derecho no es fácil y debes superar estos escollos que se te presentan, al final saldrás fortalecido, recuerda que quien puede lo más, puede lo menos.

7. Pondera tus estudios

Más de una vez pasarás desvelos por tener que entregar una tarea o preparar un examen, de la misma manera que dejarás de asistir con la misma regularidad a reuniones sociales, pero no te desanimes, sabiendo colocar tus tiempos no necesariamente debes de vivir en el estudio las 24 horas, ya que la universidad no tan sólo es estudiar y estudiar, sino que debes disfrutar de la otra cara de ella y acudir a convivencias, pero siempre ponderando tus deberes escolares y aprovechar también los momentos disponibles para aprender algo nuevo; recuerda que un día esas noches de desvelo se convertirán en sueños cumplidos.

8. Comparte lo aprendido

Es común que encontremos compañeros a los cuales se les dificultan ciertas materias, o a nosotros mismos, por lo tanto, siempre debemos estar dispuestos a orientar y recibir orientación en las asignaturas que se nos compliquen. Es indispensable ver a la generación como un gran equipo, por lo que deben apoyarse para navegar y llegar a la orilla, verás que es algo satisfactorio; este hábito lo debes aplicar aun después de concluir tus estudios, tal vez respecto a algún estudiante, recuerda que si no transmites lo aprendido, al final, sólo serás un cadáver culto.

9. Tu carrera de derecho es un estilo de vida

Ser abogado más que una profesión es un estilo de vida; por ello, tendrás que moldear tus hábitos, lo cual no quiere decir que siempre te vistas de traje o dejes de lado los pasatiempos que te apasionan, simplemente irás interiorizando ciertas prácticas de un abogado; coincido en que un traje no hace al abogado, pero digamos que es su uniforme; la formalidad es importante, asimismo, la manera de expresarse: no sólo debes manejar un lenguaje jurídico, sino una forma de hablar apropiada, lo cual para nosotros los abogados es fundamental, esto entre otras cuestiones, como la manera de comportarte en un juzgado e incluso de cómo tratar al prójimo.

10. Nunca dejarás de ser estudiante

Si estás feliz porque en breve concluirás tu carrera universitaria, déjame felicitarte y decirte que jamás dejarás de ser estudiante del derecho; si antes estudiabas para aprobar una materia, ahora lo harás para preparar un asunto y notarás que será aún más arduo, e incluso querrás volver a la comodidad de las aulas; por ello, adquirir desde hoy rutinas de estudio te auxiliará en la vida profesional.

Ser estudiante de derecho es un honor, y en un futuro te dedicarás a ejercer la profesión más noble que durante siglos han desempeñado personajes de la más alta estima, por lo tanto, tu compromiso para consigo mismo, con los demás abogados y con la sociedad son altos, tanto como tu capacidad. Enhorabuena futuros abogados.




Formación electrónica: Luis F. Herrera M. BJV

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia