Historia, la materia aburrida y difícil en el salón de clases

Publicado el 27 de septiembre de 2018

Cristhian Trinidad Valencia Díaz
Estudiante de la licenciatura en Historia, de la División Académica de
Ciencias Sociales y Humanidades, Universidad Juárez Autónoma de
Tabasco (UJAT)
email crisvaldiaz94@uotlook.com

La materia de Historia de México en el Colegio de Bachilleres de Tabasco pertenece al campo disciplinar de Humanidades y Ciencias Sociales y tiene el propósito de contribuir a la formación de ciudadanos y ciudadanas reflexivos y participativos, que puedan interpretar su entorno social y cultural de manera crítica, que puedan valorar prácticas distintas a las suyas en un marco de interculturalidad. La asignatura se ubica en el tercer semestre y tiene como antecedente la materia de Introducción a las Ciencias Sociales.

Hoy en día el interés y las ganas de conocer los sucesos más relevantes de la historia de nuestro país han marcado y remarcado nuestra identidad como mexicanos en los distintos escenario de la historia, pero ha sido mal vista por los y las estudiantes bachilleres como algo aburrido y difícil de lograr entender. En especial cuando el docente (en muchos casos no es un historiador) hace la presentación ante el grupo de dicha materia, los gestos de los y las estudiantes no son las más agradables y favorables ante tal situación, hay quienes solo se comprometen en pasar la materia para que así no tener adeudos de asignatura ni tener problemas para reinscribirse al siguiente semestre. También hay quienes con toda sinceridad te responden en decirte que, una calificación mínima de seis se conforman; pero sí hay quienes, aunque sea la cuarta parte del grupo, se satisfacen en llevar esta materia con el fin de lograr entender algunos temas que no comprendieron. Es decir, el profesor interactúa con sus alumnos la comprensión lectora y el razonamiento critico; método que es aplicado a los cinco diferentes grupos de dicha materia.

Este artículo tiene como propósito conocer los diversos problemas de aprendizaje de los alumnos de 3er. semestre de bachillerato en la materia de Historia de México. La finalidad de este estudio es conocer si los estudiantes de nivel media superior del plantel no.9 del Colegio de Bachilleres de Tabasco (COBATAB) están adquiriendo las competencias genéricas que les permitirán comprender su entorno local, regional, nacional e internacional; mismo que es de vital importancia para un buen desempeño en el campo laboral y profesional. El presente contiene análisis de los problemas de aprendizaje de cada alumno en la materia de Historia de México; por tal hecho, se orienta fundamentalmente a una reflexión que permita encontrar respuestas y soluciones para lograr un aprendizaje gradual y permanente de los fenómenos socio-histórico. De igual forma, se pretende concientizar a las autoridades educativas de dicha institución para tener en cuenta la problemática del desinterés que presenta el alumnado, por el cual no rinde adecuadamente en dicha asignatura.

Los alumnos y las alumnas del Colegio de Bachilleres de Tabasco, plantel no.9, suelen considerar que la historia exige memorizar y que, en mucha menor medida, se pone en juego otras capacidades cognitivas de mayor nivel, como la comprensión y la reflexión. Por lo anterior, se determinó la necesidad de hacer trabajo de campo con una inserción con los cinco grupos de dicha materia para que a través de esto se identifique los problemas de índole científico y/o motivacional que aquejan a los jóvenes bachilleres y que ocasionan darle menor importancia al estudio de la historia.

Para no dejar ninguna duda, inquietud o malos entendidos, el apoyo sustentable de enriquecer este artículo fue a través de prácticas profesionales que son obligatorias para nosotros los estudiantes pertenecientes a ésta casa de estudios, es decir, la UJAT. Estas son una estancia temporal que permite al estudiante incorporarse profesionalmente a los sectores productivos de bienes y servicios a través del desarrollo de actividades que deberán cumplir con un programa de trabajo acorde al perfil de su licenciatura, asesorado académicamente.

Durante mi estancia en dicha institución, tuve la oportunidad de colaborar como docente de Historia en todos los grupos de 3er. semestre del turno vespertino; como actividad personal, aproveche en observar la relación alumno-docente, y también cómo interactúan o se integran en el desarrollo del aprendizaje en la materia de Historia de México. Para contrarrestar la imagen oscura de la asignatura se realizaron diapositivas para los temas difíciles y se proyectaron documentales cortos, precisos y entendibles que lograron captar la atención del alumnado para que así manifiesten dudas que permitieron abrir una mesa de diálogos.

Desde el punto de vista del alumnado, la materia de Historia de México siempre ha sido para ellos aburrida y difícil; de no entender los hechos históricos porque se les hace pesado recordar fechas y sucesos, esto hace que la historia sea vista como memorización; además la fuente bibliográfica que maneja el COBATAB está muy cargada de terminologías que para ellos se les dificultad entender y esto provoca que siga aumentando el desinterés hacia la materia.

La falta de interés de los alumnos y las alumnas por aprender tiene relación directa con la ausencia de motivación continua durante su proceso de aprendizaje, que ayude a vencer el desinterés, aburrimiento y la falta de aprecio por el estudio. Es necesario que los maestros se comprometan a motivar a sus alumnos y alumnas.

Hoy en día, ante los embates de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, necesitamos utilizar nuevas herramientas didácticas para enseñar, pues la motivación y las estrategias audiovisuales son necesarias para el desarrollo académico de nuestro alumnado.

De tal forma que la educación media superior debe dejar de lado la memorización sin sentido de temas desarticulados y la adquisición de habilidades relativamente mecánicas, sino más bien promover el desarrollo de competencias susceptibles de ser empleadas en el contexto en el que se encuentra los estudiantes, que se manifiesten en la capacidad de resolución de problemas, procurando que en el aula exista una vinculación entre esta capacidad y la vida cotidiana, incorporando los aspectos socio-culturales y disciplinarios que le permitan a los egresados desarrollar competencias educativas.

No hay que olvidar la valiosa participación de los maestros de la materia de Historia, que por medio de la experiencia como docentes hicieron las observaciones y sugerencias necesarias para cambiar el rol docente al momento de impartir la clase con el practicante; y, por último, puede ser mejorada si hacen algunos cambios en la enseñanza de la historia proponiendo que se haga más ilustrada, es decir, a través de diferentes herramientas tecnológicas útiles para la motivación, dispar dudas y despertar la curiosidad de entrar en un diálogo y compartir ideas que se vayan generando en el momento.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ilayali G. Labrada Gutiérrez

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia