La UNAM por la educación superior de calidad1

Publicado el 16 de enero de 2019

José Dávalos Morales
Profesor de Derecho Laboral en la Facultad de Derecho de la UNAM,
email josedavalosmorales@yahoo.com.mx

La Universidad Nacional Autónoma de México es una parte delicada del Estado mexicano que debemos robustecer y defender a toda costa, como ya lo está haciendo nuestro Rector Enrique Graue y como lo queremos hacer quienes somos parte del cuerpo académico, los alumnos y los trabajadores administrativos.

Primero se le quiso arrancar a la UNAM uno de sus valores más importantes, la autonomía consagrada en la Constitución. Se nos ha informado que fue un error de dedo por el que se extirpó la fracción VII del artículo 3º constitucional. Se dijo que el gazapo se ha corregido y que en el proyecto de reformas constitucionales aparece la fracción VII que incorpora la autonomía universitaria al texto constitucional y que determina que los trabajadores académicos y administrativos se rigen por el apartado A del artículo 123 constitucional.

Hablar de autonomía universitaria es tocar tres partes esenciales de la Universidad: 1. Su autonomía académica que comprende la libertad de cátedra y de investigación, que la tiene ubicada dentro de las mejores del mundo; 2. La autonomía de gobierno, gran conquista de la batalla de los universitarios en 1929 y gran conquista en la Ley Orgánica de 1945; y, 3. La autonomía administrativa.

Otro día, amanecimos con la novedad de que el proyecto de presupuesto de egresos de 2019, elaborado por la Secretaría de Hacienda planteaba un recorte a la institución de 6.2 puntos porcentuales, al pasar de 38 mil 300 millones de pesos en 2018 a 37 mil 277 millones en 2019. De haberse aprobado el presupuesto como lo proponía el proyecto del Presidente de la República, el Politécnico recibiría 4.7% menos recursos que en 2018, al pasar de 16 mil 348 millones a 16 mil 181 millones para el año siguiente. La UAM recibirá un recorte de 7.6 puntos porcentuales al pasar de 7 mil 28 millones a 6 mil 738 millones en 2019.

La UNAM, por conducto de nuestro rector Enrique Graue expresó su preocupación y desacuerdo con el proyecto de presupuesto de egresos de 2019. La institución reclamó que el recorte presupuestal ponía en riego sus labores de docencia, investigación y difusión de la cultura. De pronto, el Presidente de la República reconoció que había un error en el proyecto que incluía un recorte presupuestal a la UNAM y a las demás instituciones de educación superior. Dijo que las universidades recibirían lo mismo que en 2018 más el aumento de la inflación.

Lo importante, ahora, es saber en adelante cuál va a ser la actitud del Poder Ejecutivo con las universidades públicas y autónomas, que tanto han aportado y lo seguirán haciendo para la solución de los grandes problemas de México.


NOTAS:
1 Se reproduce con autorización de el autor, publicado en La Prensa, el 22 de diciembre de 2018.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ilayali G. Labrada Gutiérrez

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia