Inclusión financiera en México a través de las Fintech (tecnología digital)

Publicado el 25 de julio de 2019

Lizyosary Adanae López Lefranc
Estudiante del noveno semestre de la Facultad de Derecho, UNAM
emaillizy.lefranc@gmail.com

La inclusión financiera es uno de los grandes retos que tenemos como país para alcanzar un mayor crecimiento económico y para conformar una sociedad más equitativa y justa.

La gestión de las finanzas a través del teléfono móvil puede hacer que más de 600 millones de personas tengan acceso a un producto financiero, lo que supone reducir en más de una tercera parte la población del todo el mundo que no tiene una cuenta bancaria. Esto significa un primer paso hacia la inclusión financiera.

En un momento en que la digitalización cada vez tiene más presencia en el entorno financiero, destaca que los bancos online son los que demuestran mejores resultados en relación con la satisfacción del cliente.

Por ello, cada vez son más las entidades que apuestan por ofrecer a sus clientes alternativas puramente digitales, como las cuentas online, ya que todo usuario que cuente con teléfono celular puede hacer uso de los servicios que ofrecen. La introducción en el mercado de las denominadas Fintech ha animado también a los grandes bancos a ofertar cuentas por las que únicamente se opera a través de Internet.

Las grandes entidades de banca tradicional han sabido adaptarse a las exigencias del mercado y han creado filiales que permiten operar completamente a través de internet, incluso estos mismos bancos ofrecen ya cuentas online.

¿Qué son las Fintech?

La palabra Fintech es un término compuesto que proviene del inglés y resulta de unir las primeras sílabas de las palabras: Finance y Technology, comprende a todas aquellas empresas de servicios financieros que utilizan la tecnología más novedosa existente para poder ofrecer productos y servicios financieros innovadores.

Las empresas Fintech se dedican a intermediar en el mundo de las finanzas en los siguientes servicios principalmente: 1) medios de pago y transferencias; 2) infraestructura digital para servicios financieros; 3) abrir y llevar cuentas digitales de créditos; 4) soluciones financieras para empresas; 5) asesoría financiera; 6) otorgar créditos o préstamos; 7) obtener préstamos y créditos destinados al cumplimiento de su objeto social, y 8) comprar, vender o, en general, transmitir activos virtuales por cuenta propia o de sus clientes.

Otra de las características de estos productos es que son gratuitos, sin ningún coste ni comisión para el cliente, con la posibilidad de realizar las mismas gestiones que ofrecen las instituciones de banca múltiple tradicionales.

Panorama internacional de las Fintech y su colaboración en la inclusión financiera

Según un informe elaborado por Mastercard en 2013: “la tecnología móvil puede brindar acceso inmediato a los beneficios de la inclusión financiera”.

El estudio se llevó a cabo en seis países europeos: Reino Unido, Francia, Italia, España, Polonia y Rusia, con el fin de conocer mejor qué significa la exclusión financiera para millones de personas, cómo afecta a su estilo de vida y qué les ha llevado a vivir de esta forma.

El estudio arrojó que 15 países concentran el 60% de las personas no bancarizadas. Así pues, el uso de dispositivos móviles podría incorporar 607 millones de personas al sistema financiero convencional. Importante es la tecnología resultando ser un instrumento para luchar contra la exclusión financiera.

El poder de atracción de la banca digital empieza a ser notable entre los clientes. Según los datos desprendidos del estudio elaborado por la consultora Oliver Wyman, publicado en septiembre de 2012 que analiza la relación entre los usuarios de banca con su entidad; entre los consumidores de la banca tradicional que se deciden a cambiar de entidad, en la Unión Europea; tres de cada diez eligen hacerlo a un banco online. En Alemania, un 21% se muestra a favor de la banca digital, mientras que en Italia es un 17%.

En España, los bancos mejor preparados digitalmente cuentan con un menor riesgo de pérdida de ingresos derivados de una mala experiencia del cliente, resulta curioso ya que este país estadísticamente está más expuesto al riesgo de que el cliente abandone su banco de toda la vida debido a la desconfianza adquirida después de la crisis de 2008. En los últimos dos años, un 65% de los consumidores en España ha cambiado para mal su opinión acerca de su banco actual, un 44% reconoce que no lo recomendaría a otras personas y más de un 30% reprueba a su entidad en cuanto a satisfacción con ella.

Las Fintech obligaron a que el sector de las finanzas tradicionales evolucionara internacionalmente; ejemplo claro de esto son las “Cashless Cities”, aquellas ciudades en que el medio de pago principal es electrónico y digital como tarjetas bancarias y aplicaciones móviles; minimizando el uso de efectivo. Como muestra de este avance tenemos a Suecia, Reino Unido, Alemania, Rusia y Francia.

Situación de las Fintech en México

En contraste, México se encuentra rezagado en cuanto a inclusión financiera se trata, para saber los datos estadísticos sobre este tema, el INEGI en colaboración con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) realizó el tercer levantamiento de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2018, publicada en un comunicado de prensa el 23 de noviembre de 2018.

La ENIF 2018 proporcionó información sobre el acceso y uso de servicios financieros, por tamaño de localidad, por sexo y, por primera vez, a nivel de seis regiones.

De acuerdo con la ENIF 2018:

a) De la población de 18 a 70 años, 68% (54 millones de personas) tienen al menos un producto financiero.

b) A pesar del uso de nuevos canales financieros, como es el caso de la banca electrónica, 43% de las personas de 18 a 70 años utilizaron una sucursal para realizar alguna operación financiera el último año para retirar dinero, depositar efectivo, pagar un crédito o servicios, entre otros servicios financieros.

c) El 22% de las personas con cuenta en un banco o institución financiera tienen contratado el servicio de banca por celular.

d) Los cajeros automáticos continúan siendo el canal que mayor número de personas emplean, pues 35.5 millones de personas ocuparon un cajero automático en el último año.

e) El uso de efectivo es la principal forma de pago.

Esto quiere decir que más del 50% de la población mexicana que utiliza servicios financieros sigue recurriendo a la banca tradicional, lo anterior repercute en el descontento de los consumidores (por la disponibilidad de cajeros o la asistencia personal y el servicio en sucursales), la desconfianza que han ido adquiriendo las instituciones de banca múltiple y en la cantidad de convenios arbitrales y laudos en la CONDUSEF.

En marzo de 2018 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley para regular las Instituciones de Tecnología Financiera mejor conocida como la Ley Fintech. Esta Ley fue creada para regular la organización, operación y funcionamiento de las instituciones de tecnología financiera, así como para brindar protección a los usuarios que soliciten los servicios de éstas; que pueden ser instituciones de financiamiento colectivo o de fondos de pago electrónico.

Algunos de los puntos que la Ley estableció son los siguientes:

Requisitos para su constitución:

• Solicitar autorización ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para comenzar a operar.

• Presentar a sus accionistas y administradores el aviso de operaciones.

• Contar con capital mínimo para operar y por activos sujetos a riesgo.

• Deben constituirse legalmente como sociedades anónimas.

Requisitos para operar:

• Controles internos y administración de riesgos.

• Seguridad de la información y continuidad de la operación.

• Límites de operación por cada cliente.

De supervisión:

• Las instancias encargadas de su supervisión serán la CNBV, Banxico y la CONDUSEF.

• Deberán de cumplir con un marco de prevención de lavado de dinero.

• Se establecen sanciones, delitos, multas, suspensiones y revocaciones.

• Se deberá contar con auditores externos independientes.

La Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) recomendó ciertas sugerencias que se incluyeron en la ley, tales como: a) el establecimiento de reglas para clarificar la propiedad y acceso a los datos; b) garantizar la no discriminación por parte de instituciones financieras más grandes hacia las Fintech, y c) eliminar la infraestructura restrictiva o tecnológica que impiden la entrada de participantes, entre otras.

A más de un año de que entró en vigor la Ley Fintech, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ha trabajado para implementar las primeras regulaciones que permitan la operación de las firmas que quieran operar en el sector, la primera parte del trabajo ha sido establecer los lineamientos sobre cómo operarán estas firmas de tecnologías financieras y las regulaciones de ciberseguridad.

Principales beneficios para los usuarios de servicios financieros

Inclusión financiera: permiten el acceso a los clientes que estaban excluidos del sistema financiero tradicional al mejorar la infraestructura, innovar en productos, reducir los costos y permitirles disfrutar de los mismos estándares de servicio.

Fomenta la sana competencia económica: las instituciones de banca tradicional y las Instituciones de Tecnología Financiera en conjunto, contribuyen al crecimiento y desarrollo económico nacional; otra ventaja es que abre la brecha de comunicación de México con el sistema financiero internacional al permitirle a los usuarios realizar alguna transacción internacional.

Mayor oferta de servicios: la colaboración entre las Fintech y la banca tradicional ofrece la oportunidad de brindar a los clientes más opciones de productos y servicios, debido al desarrollo de nuevas herramientas que facilitan el uso de servicios financieros derivados de los modelos de innovación de las Fintech y la amplia experiencia y robusta infraestructura de los bancos.

Reducción de intermediarios: permite a las empresas financieras ofrecer productos y servicios a un costo menor e incrementar el rendimiento para los usuarios con una mejor eficiencia operativa.

Regulación: las “regtech” ofrecen soluciones para mejorar la seguridad, mitigar riesgos, y agilizar los procesos de cumplimiento. Con su adopción se favorece la comunicación ágil y oportuna entre autoridades, reguladores y entidades financieras.

Finalmente

Bitso es la única plataforma que opera con bitcoins en México actualmente, su director jurídico opinó que la Ley Fintech es un gran avance para el sector de tecnologías financieras no obstante el sector avanza a un paso lento; por su parte, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, dijo que es muy buena para estándares internacionales y espera que fructifique, aunque se necesita una digitalización de la economía con la que México aún no cuenta.

El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador se ha manifestado en favor de estas instituciones financieras por que serán una pieza fundamental para lograr la inclusión financiera del país; reduciendo en gran medida la pobreza, desigualdad social y el lento crecimiento económico que ha tenido México.

¿Después de leer los beneficios de la tecnología digital, usted se inmiscuiría en esta nueva era digital?


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ilayali G. Labrada Gutiérrez

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia