Covid-19 y las elecciones presidenciales (ficticias) del presidente de Polonia

Publicado el 21 de mayo de 2020

lukasz1.jpg
Lukasz Czarnecki
Sistema Nacional de Investigadores (SNI) 1, CONACYT
email lukasz.czarnecki@up.krakow.pl

Parece la crónica de la muerte del Estado de derecho anunciada. Por primera vez en Polonia, después de 1989, no se llevaron a cabo las elecciones populares del Poder Ejecutivo del país, estipuladas por la presidenta de la Cámara de Diputados para el 10 de mayo de 2020. Bajo la Constitución de Polonia de 1997, el Poder Ejecutivo es dual; lo comparten el presidente del país y el primer ministro. El primero es elegido en elecciones populares; el segundo, bajo la elección política entre los partidos que ganaron las elecciones parlamentarias.

La pandemia Covid-19 mostró la gravedad de la crisis política en tiempos donde no hay absoluto interés de colaborar entre las fuerzas políticas. En otras palabras, la pandemia agudizó las enormes brechas políticas. Actualmente, el presidente y el primer ministro pertenecen al mismo bloque conservador vinculado con la persona de Jaroslaw Kaczynski, líder de facto.

En el Parlamento polaco (Sejm) gobierna este bloque conservador como la coalición de tres partidos de derecha. Pero en el Senado (Senat), un bloque opositor de la centro-derecha. En cuanto al Poder Judicial, el Tribunal Constitucional fue reconquistado bajo el mando del poder dominante conservador. Mientras la Suprema Corte, con el fin del periodo de su presidenta el 1º de mayo, abrió nuevo campo de batalla entre partido conservador y partido de la centro-derecha.

El partido gobernante conservador no quiso implementar el estado de emergencia por la simple razón de que las elecciones podrían ser pospuestas.

De acuerdo con el artículo 128 de la Constitución polaca, la elección del presidente de la República es ordenada por el presidente (Marszałek) de la Cámara de Diputados (Sejm) en un día no anterior a 100 días y no posterior a 75 días antes de que el mandato del actual presidente de la República se acabe. Los 100 días antes del final (1º de agosto 2020) del mandato del presidente cayó el martes 28 de abril de 2020; 75 días antes de que finalice el mandato, el sábado 23 de mayo. Esto significa que la elección presidencial podría tener lugar uno de los domingos de mayo: 3, 10, 17.

De acuerdo con el Código Electoral vigente, artículo 289, el presidente del Sejm ordena las elecciones no antes de siete meses y no más tarde de seis meses antes de la expiración del mandato del presidente en ejercicio. Así, el 5 de febrero de 2020, la presidenta del Sejm, de acuerdo con el artículo 128 de la Constitución de la República de Polonia y los artículos 289 § 1 y 290 de la Ley del 5 de enero de 2011 Código Electoral (DOF 2019, poz. 684 y 1504), estableció como fecha el 10 de mayo de 2020 para la elección del/la presidente/presidenta del país.

Pero el 10 de mayo de 2020 era un día raro. Sin cambio de la ley, sin implementación del estado de emergencia, sin nada, pues no hubo las elecciones. ¿Por qué? Porque dos partidos políticos en la coalición conservadora hicieron un acuerdo político, el 6 de mayo, diciendo que las elecciones del 10 de mayo no se realizaran, y que la Corte Suprema “supuestamente declarará la invalidez de las elecciones”.

Pero la jueza de la Suprema Corte contestó que eso no es posible, porque la Corte es independiente. Además, la validez o invalidez no puede ser emitida, porque físicamente no hubo la elección.

La Comisión Electoral anunció el 10 de mayo de 2020 (Resolución No. 129/2020 de la PKW) sobre la confirmación de la imposibilidad de votar por candidatos en las elecciones para el/la presidente/a de la República de Polonia. No hubo la posibilidad de votar por los candidatos, entonces no hay que preguntar a la Suprema Corte sobre la validez. En este caso, el asunto regresa a la presidenta de la Cámara de Diputados que debería —de acuerdo con el Código Electoral— anunciar en los dos semanas posteriores la nueva fecha.

Mientras tanto, un día después, en tiempo absolutamente extra rápido, la nueva ley sobre las reglas especiales para organizar elecciones generales del presidente de la República de Polonia en 2020, con posibilidad de votar por correspondencia, fue emitida por el Sejm el 12 de mayo de 2020 y enviada al Senado al día siguiente. Esta ley permite tomar la decisión libre sobre el modo de la votación, donde las personas elegirán si van a votar en la casilla o por correo. El Senado delibera…

La volatilidad de los cambios impresiona. Es probable que esta crónica hubiera sido mucho peor sin la participación de las instituciones que respetan el derecho. Tal es el caso del Ombudsman polaco, Rzecznik Praw Obywatelskich, Adam Bodnar (https://www.rpo.gov.pl/en), que defiende el Estado de derecho. Es el caso también de la academia, los profesores, doctores, jueces en su mayoría, pero la lucha es difícil y el virus el más peligroso: la búsqueda maquiavélica del poder.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia