El Poder Judicial de Polonia en tiempos de pandemia

Publicado el 1 de junio de 2020

lukasz1.jpg

Lukasz Czarnecki
Sistema Nacional de Investigadores (SNI) 1, CONACYT
email lukasz.czarnecki@up.krakow.pl

El Poder Judicial en Polonia está conformado por cortes con jueces independientes. Hay dos tipos de cortes en el país: la Corte Suprema, por un lado, y el Tribunal Constitucional, por el otro. Las elecciones de los jueces de la primera trinchera aseguran el Estado de derecho. Según el artículo 183 de la Constitución de 1997:

1. La Corte Suprema supervisa las actividades de los tribunales comunes y militares en el área de adjudicación.
2. La Corte Suprema también lleva a cabo otras actividades especificadas en la Constitución y los estatutos.
3. El primer presidente de la Corte Suprema es nombrado por el presidente de la República por un periodo de seis años entre los candidatos propuestos por la Asamblea General de los Jueces de la Corte Suprema.

En Polonia, los órganos de la Corte Suprema incluyen: el primer presidente, los cinco presidentes de las cinco salas: Civil, Penal, Laboral, de Control y Disciplinaria, y finalmente la Asamblea General de la Corte Suprema.

El primer presidente es también el presidente del Tribunal del Estado, la institución que dicta la responsabilidad constitucional del presidente del país y otros altos funcionarios; es decir, el Tribunal del Estado hace el impeachment del presidente del país.

El 30 de abril de 2020 se acabó el tiempo de la primera presidenta de la Suprema Corte, Malgorzata Gersdorf (2014-2020). Con motivo del Covid-19 no hubo la posibilidad de organizar la Asamblea General de los Jueces para elegir a los candidatos. De acuerdo con el artículo 12 § 1 de la Ley sobre la Corte Suprema (Dz.U 2020 poz. 190), la Asamblea General elige a los cinco candidatos. La elección final la toma el Ejecutivo de entre dichas candidaturas.

El Ejecutivo tomó la decisión de elegir al presidente interino de la Suprema Corte, el 1º de mayo, quien días después renunció al no poder crear un ambiente de trabajo. El 15 de mayo fue elegido un nuevo presidente interino que tenía que ser responsable de la elección del nuevo presidente de la Suprema Corte. Ipso facto, el nuevo interino tenía que preparar las elecciones de los cinco candidatos para luego presentarlos al Ejecutivo. Aunando a ello, los jueces fueron presentados en los medios públicos como la casta, un grupo privilegiado. Los jueces de la Asamblea General eligieron a Wlodzmierz Wróbel (50 votos de los 90), quien es un destacado académico y juez de la Corte Penal, además de Malgorzata Manowska (25 votos), la jueza relacionada con el poder gobernante del país, y los otros tres. El 25 de mayo, el Ejecutivo tomó la decisión para elegir a la jueza Malgorzata Manowska, en contra de la decisión de la Asamblea General, aunque el Ejecutivo de iure no está vinculado con la decisión de la Asamblea. Pero hay que tomar en cuenta las buenas prácticas que en este caso fueron violadas.

La elección de la presidenta de la Corte Suprema muestra otra vez que además del Covid-19 existe otro virus mucho más peligroso; es el virus del populismo, que quiere gobernar y acabar con el Estado de derecho. Ese virus se basa en la idea de que no existe la división de poderes, simplemente el partido gobernante debe gobernar en todos los ámbitos para defender la eficacia-la convicción de que el Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial debe estar en una persona o un partido para dominar el poder total.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia