En recuerdo del doctor Héctor Fix-Fierro

Publicado el 3 de junio de 2020

Miguel Ángel Gutiérrez Salazar
Doctor en derecho por el Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM
emailzelda600@hotmail.com
twitter@Mags_19_82

Un querido amigo me dijo una vez, cuando comenzaba a estudiar el doctorado, que era una experiencia similar a una montaña rusa de emociones: “a veces llegas arriba y, en otras, vas cuesta abajo”.

Cinco años después de haber culminado tan magnífica experiencia formativa, rememoro con nostalgia que no hay nada más cierto a esa advertencia inicial.

El doctorado en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM fue, sin lugar a dudas, una aventura intelectual que puso a prueba lo mejor de mí. Mi paciencia, tolerancia, resiliencia, perseverancia y madurez.

Fue una hoguera para forjar mi carácter. Fue la llave que posibilitó abrir mi mente y espíritu a la universalidad del pensamiento.

Fue también el jardín de recreo donde conocí la solidaridad y el compañerismo intelectual.

Fue una segunda casa, en donde recibí los mejores consejos para formar mi personalidad.

Ahí encontré la soledad que conlleva el aislamiento y la lucha con uno mismo por reflexionar en torno a los temas que nos apasionan.

Pero también encontré el foro abierto a las ideas, al debate, a la confrontación en buena lid de quienes piensan diferente.

En mi camino, coincidí con la mayoría de mis compañeros en que, para tomar ese sendero, era necesario un poco de locura y de valentía, pero también de prudencia y de disciplina.

En ningún momento pensé en desistir y, si eso fue así, fue gracias al apoyo que tuve siempre desde casa y al ánimo, los consejos y la mejor disposición que tuve de todo el personal del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, en especial de mis maestros.

Hoy, ante la partida terrenal del doctor Héctor Felipe Fix-Fierro, quien fuera no solamente mi director de estudios, sino también un entrañable amigo, quiero agradecer con estas palabras el que me haya abierto las puertas de su casa y del Instituto, para permitirme formarme jurídicamente con una visión humanista.

Forjador de generaciones, nacional e internacionalmente, el doctor Fix-Fierro siempre tuvo una sonrisa cálida y una mano generosa para abrir espacios de conocimiento y para dar una oportunidad a los espíritus jóvenes, llenos de ímpetu para aprender y cambiar nuestra realidad para bien.

Bajo su liderazgo, el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM abrió novedosas líneas de investigación y posibilitó la llegada de generaciones que hoy forman parte ya de un claustro académico renovado y plural.

Recuerdo con claridad que desde la primera vez que conocí al doctor Fix-Fierro encontré en él la total disposición y generosidad para escuchar y apoyar a un joven abogado venido de provincia con sueños y aspiraciones.

En todo momento, sus prudentes consejos y su clara vocación formativa, herencia de su padre Héctor Fix-Zamudio, marcaron mi camino y arraigaron en mí ese mismo amor que él tuvo por la docencia y por sus alumnos.

El doctor Fix-Fierro siempre insistió en que, desde cualquiera que fuera mi trinchera, ya sea la academia, el despacho jurídico o la función pública, lo importante era contribuir a la solución de los problemas que aquejan a nuestra sociedad, con una visión respetuosa, informada, crítica y abierta al diálogo.

Hoy, que formo parte del servicio público y que, además, me desempeño como tutor de posgrado en la UNAM, comprendo y valoro más esos sabios consejos y trato de sembrarlos en mi labor cotidiana y de inculcarlos en aquellos que han confiado en mí para dirigir sus pasos académicos.

Creo que esa es la mejor retribución que puedo hacer a la comunidad universitaria y que, también, es la forma adecuada de mantener vivos los principios y los valores de integridad profesional, solidaridad académica, estudio profundo e interés y dedicación por los problemas sociales que siempre defendió el doctor Fix-Fierro.

Gran ser humano, lleno de calidez y de bondad, un verdadero maestro de vida.

Descanse en paz, querido doctor Héctor Felipe Fix-Fierro.

Un abrazo fraterno y mis más profundas condolencias para su amada familia y amigos.

Ciudad de México, 1 de junio de 2020


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia