El jurista y el arte: Jaime Cárdenas Gracia*

Publicado el 11 de marzo de 2021


Jorge Alberto González Galván

Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM,
email jagg@unam.mx


1 Si no fueras abogado, ¿a qué actividad artística te hubiera gustado dedicarte y por qué?

Me hubiera gustado dedicarme a la literatura. Siempre he apreciado la lectura de las novelas como un ejercicio casi sagrado.

2. ¿Cuál fue el primer poema, cuento o novela que leíste y de qué trata?

Leí de niño a Alejandro Dumas y a Julio Verne. De Dumas recuerdo sus clásicos Los tres mosqueteros, Veinte años después y el Vizconde de Bragelonne, que narran la historia del caballero D’Artagnan, su relación, vida y desenlace en la línea del tiempo con los mosqueteros. De Verne, en particular, me interesó La isla misteriosa, que es una novela de aventuras, pero también una iniciación a la ciencia.

3. ¿Qué obras de pintores o escultores admiras y por qué?

Aprecio la escultura. De niño leí una interesante biografía de Auguste Rodin, que después en mí ha tenido muchas repercusiones existenciales. Cuando he tenido oportunidad de visitar París, siempre acudo al Museo Rodin, en sus dos sedes: Hotel Brion y la Villa de Brillantes en Meudon. De Rodin aprecio su capacidad de reproducir la realidad con belleza, exhaustividad y exageración.

4. ¿Tocas algún instrumento musical? ¿Te gustaría haber aprendido alguno? ¿Por qué?

No toco ningún instrumento musical, pero escucho todo tipo de música, desde la clásica a la popular. Seguramente no aprendí a interpretar ningún instrumento musical, porque en cada etapa de mi vida tenía otros intereses más apremiantes. No entiendo mucho de música contemporánea, sobre todo la que se denomina heavy metal.

5. ¿Cantas? ¿Cuáles son tus cantantes preferidos?

Canto con muy mala entonación. Disfruto las canciones de mis contemporáneos —Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina—, y a algunos cantantes nacionales previos, como José Alfredo Jiménez.

6. ¿Dibujas? ¿Pintas? ¿Esculpes?

No dibujo, ni pinto, ni esculpo.

7. ¿Te gusta la fotografía y el cine?

Me gusta el cine. Soy un asiduo al séptimo arte.

8. ¿Cómo influye el arte en el derecho?

En una disciplina que cultivo, la argumentación jurídica, la literatura es trascendente. Pongo dos ejemplos: 1) La argumentación sobre los hechos. Sin una narración coherente que implique la construcción de una historia bien ensamblada —Neil MacCormick—, un caso difícil no podrá contar una solución plausible o razonable; y, 2) La poesía es un instrumento poderosísimo para elaborar metáforas, y éstas, como lo enseñara Chaïm Perelman, son la base del argumento analógico.

9. ¿Cuál es la influencia del derecho en el arte?

Enorme: pintores como Caravaggio, que llevó una vida de fugitivo, perseguido por las autoridades de su tiempo, por haber cometido delitos de sangre, sus pinturas son expresión de ese drama institucional-existencial. Sus obras son famosas por su estilo, que entraña el uso de las sombras y de los colores oscuros, los que reflejan, desde mi punto de vista, el lado represivo del derecho.

10. Por último, ¿si tuvieras 18 años volverías a estudiar derecho o escogerías una profesión artística?

Volvería a estudiar derecho, pero acudiría más a las disciplinas artísticas para comprenderme mejor, y entender la realidad en la que me ha tocado vivir.

Ciudad de México, a 3 de marzo de 2021.


NOTAS:
* Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM: jaicardenas@aol.com.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia