Traidores1

Publicado el 26 de marzo de 2021


Luis de la Barreda Solórzano

Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas, UNAM,
email lbarreda@unam.mx

Traidores a la patria. ¿Cómo pueden atreverse a disentir de su proyecto de nación, de sus decisiones y sus actos, si todo ello está encaminado a la cuarta transformación histórica del país?

Traidores quienes señalan que al cancelarse la construcción del nuevo aeropuerto internacional se echaron a la basura miles y miles de millones de pesos y se privó a los mexicanos de una obra que generaría una gran conectividad internacional, progreso, mayor seguridad y comodidad a los viajeros, y cientos de miles de empleos. Querían un aeropuerto de lujo en un país donde el pueblo es pobre. Santa Lucía es un aeródromo que ya quisiera cualquier país del mundo.

Traidores quienes condenan el desabasto de medicamentos, incluidos los que requieren los niños con cáncer, y la cancelación del Seguro Popular. ¿Qué no recuerdan que el Presidente dijo que si faltaba una medicina el médico o la enfermera debían comprarla?

Traidores quienes reprochan la eliminación de las estancias infantiles alegando que gracias a ellas muchas mujeres podían salir a trabajar o estudiar dejando a sus hijos pequeños en sitios en los que se les cuidaba, se les educaba, se les alimentaba y se les proporcionaba estimulación temprana. Como si no se supiera que los abuelos pueden cuidar a sus nietos mejor que cualquier educadora.

Traidores quienes recriminan el recorte presupuestal a los refugios de mujeres víctimas de violencia arguyendo que allí se da protección a mujeres que eran maltratadas por su marido o su concubino, y a sus hijos, lo que les abría la puerta a una vida mejor, libre de vejaciones. ¿Es que no saben que en las familias mexicanas prevalecen el buen trato y la armonía?

Traidores quienes apuntan que la violencia está desbordada, la tasa de homicidios y feminicidios alcanza cifras récord y nueve de cada diez quedan impunes, el crimen organizado controla vastas zonas del país, y el secuestro —uno de los delitos más devastadores— prolifera. El Presidente tiene otros datos y ha explicado que vamos bien y que sólo secuestran a los ricos.

Traidores quienes indican que la economía está en caída libre, y ahora hay más mexicanos desempleados, en pobreza y en pobreza extrema. De nuevo, el Presidente tiene otros datos y, además, ha dejado en claro que esos indicadores son neoliberales: lo que verdaderamente importa es que desde que él gobierna el pueblo es feliz.

Traidores quienes censuran el manejo de la pandemia de parte del gobierno y acusan que la ineptitud ha causado medio millón de muertos. Si escucharan las conferencias mañaneras como todo buen mexicano sabrían que ningún gobierno ha domado tantas veces tal pandemia como el nuestro.

Traidores quienes se quejan de que el Presidente ha erosionado a los organismos autónomos y reguladores. ¿Qué van a supervisar esos organismos si el Presidente está gobernando para el pueblo?

Traidores quienes advierten que se está envenenando aún más el medio ambiente y se ha optado por la energía sucia en lugar de por las limpias y renovables. ¿Qué quieren, que las empresas extranjeras nos vuelvan a tomar como tierra de conquista?

Traidores los abogados que defienden a quienes se amparan contra las decisiones del gobierno. En lugar de necear por que se cumpla la ley tendrían que sumarse a los objetivos del gobierno y aplaudir sus decisiones.

Traidores los jueces que conceden suspensiones contra los actos de gobierno con el argumento de que tales actos vulneran la Constitución. Deberían comprender y aceptar que entre la justicia y el derecho hay que optar por la justicia, y el Presidente, al tomar una decisión, lo hace con la certeza de que es justa.

Traidores los consejeros del INE que buscan acabar con la sobrerrepresentación que ha favorecido a Morena y socios en el Congreso, medida con la cual los legisladores del pueblo ya no la tendrían tan fácil para cumplir las órdenes del Presidente.

Traidores —¡y traidoras!— quienes reprueban que el Presidente defienda la candidatura de un violador, como si no supieran que ésa fue la elección del pueblo y el pueblo no se equivoca.

El feligrés tomó aire y remató: Nada les gusta: la extinción de los fideicomisos, la falta de apoyo a las mipymes que han desaparecido por la crisis económica… ¿Es que no entienden que el Presidente actúa interpretando los anhelos populares?


NOTAS:
1 Se reproduce con autorización del autor, publicado en Excelsior, el 25 de marzo de 2021: https://www.excelsior.com.mx/opinion/luis-de-la-barreda-solorzano/traidores/1439718

Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia