El desempleo azota a los jóvenes1

Publicado el 5 de octubre de 2021

José Dávalos Morales
Exdirector de la Facultad de Derecho de la UNAM, profesor de Derecho del Trabajo
email josedavalosmorales@yahoo.com.mx

El nivel de desempleo entre los jóvenes mexicanos está creciendo a ritmos preocupantes por la situación sanitaria que vive nuestro país y el mundo entero. Esto viene a agravar los desequilibrios propios de México en lo que hace a las grandes cifras de jóvenes sin empleo.

Cuando hablamos de población joven, resulta difícil saber a qué parte de los habitantes nos referimos. Según la delimitación de edades que establece Naciones Unidas y que toma como base el INEGI, se llega a la conclusión de que la edad de los jóvenes va de los 15 a los 24 años.

Entre abril y junio de este año, se registraron cerca de 796 mil jóvenes sin trabajo. Lo anterior se torna inquietante tomando en consideración que son 240 mil 716 jóvenes más que el mismo trimestre del año anterior, conforme al resultado de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, Nueva Edición, Cifras Durante el Segundo Trimestre de 2021.

Con frecuencia se habla de que los jóvenes son los que tienen menos probabilidades de encontrar empleo, y es que, al carecer de experiencia al término de la vida estudiantil, se encuentran con el panorama de desempleo en el que de diferentes maneras se menosprecia su trabajo. Las empresas les imponen largas jornadas laborales con salario menor por el trabajo que realizan, esto, en comparación con quienes ya cuentan con información, experiencia y habilidades en el área del trabajo.

A lo anterior, también se suma que los jóvenes en México son los menos protegidos laboralmente hablando, ya que a las empresas se les facilita más despedir a un joven que no tiene antigüedad laboral, que a una persona que ya cuenta con experiencia; se niegan a formar al nuevo personal.

Sin embargo, es necesario recalcar la paradoja en la que se encuentran los jóvenes, ya que, ¿cómo van a adquirir experiencia laboral si las empresas no les dan trabajo precisamente porque carecen de experiencia?

Los estragos tan pronunciados de la crisis sanitaria en el desempleo sólo han hecho detonar una bomba de tiempo que se ha venido gestando desde hace varios años, y, sin duda alguna, nos hemos dado cuenta de cómo el gobierno se ha visto superado al no poder hacerle frente a este doloroso problema del desempleo de los jóvenes.

Los patrones necesitan un cambio de mentalidad, en tanto que los jóvenes necesitan oportunidades.


NOTAS:
1 Se reproduce con autorización de el autor, publicado en La Prensa, el 2 de octubre de 2021.


Formación electrónica: Yuri López Bustillos, BJV
Incorporación a la plataforma OJS, Revistas del IIJ: Ignacio Trujillo Guerrero

Enlaces de Referencia

  • Por el momento, no existen enlaces de referencia